Tarjetas de Agradecimiento en las Bodas

¿Qué pensaríais si os hubiesen invitado a una boda y, pasados unos días, recibierais una nota de agradecimiento por parte de los novios? Seguro que os encantaría ese detalle y no olvidaríais la boda.

Es un detalle que los invitados agradecerán mucho y que dará un toque distinto a vuestra boda. Aunque no tienen mucha tradición en España o sean costumbre en personas que les gusta seguir un protocolo más estricto, por suerte, su uso se está generalizando a la hora de organizar una boda.

 


Pero, ¿Qué hay que tener en cuenta para la creación y envío de estas tarjetas?
Las notas de agradecimiento deben de seguir el mismo estilo y diseño que las invitaciones y el resto de papelería de la boda pero serán más pequeñas y también más sencillas. Lo mejor es encargarlas al mismo tiempo que las invitaciones para que el diseño y los colores no varíen y tampoco se os olvide, al final.

 

Aunque es preferible que las que sean para personas más allegadas y familiares vayan escritas a mano, esto es un asunto laborioso si son muchos invitados, por eso no pasa nada si son con el texto impreso.

 

Las notas de agradecimiento pueden ser por el regalo recibido o por agradecimiento por la asistencia a la boda.

 

¿Cuándo se entregan? Si las tarjetas son por el regalo recibido, deberéis enviarlas según recibáis cada detalle.

Si las notas de agradecimiento son por la asistencia a la boda, el protocolo indica que se deben de enviar después de la luna de miel, por correo postal.

Muchos novios lo dejan escrito y casi listo para enviar y encargan la tarea de enviarlo a un familiar o allegado o a su Wedding Planner si la han contratado.

Otra opción bastante frecuente en los últimos años es dejarlas en el plato de cada comensal en el banquete o se añade con el detalle que se entrega a los invitados en los postres.

¿Y si hablamos de ellos? Etiqueta masculina para un Evento

¿Qué me pongo para ir a…?    Veamos que esta frase no solo es patrimonio femenino..

 

Al hablar de la vestimenta masculina lo primero que pensamos es que es más sencilla y no hay tanto que elegir; pero no es así. Si hablamos de cómo debemos  de vestir para asistir a un evento, tenemos  que tener en cuenta distintos factores: la hora del día en que se celebre, el lugar y el tipo de evento que sea. Por supuesto si tiene código de vestimenta debemos seguir el mismo. El hombre también tiene su etiqueta, y debe tenerla en cuenta a la hora de asistir a un evento para acudir de forma adecuada; así podemos elegir entre el uso de las siguientes prendas: el Chaqué, el Frac y el Esmoquin.

Fuente: Casilda se casa

 

Chaqué

El origen de esta prenda data del siglo XIX cuando la Corte Británica lo utilizaba para montar a caballo; hoy en día, es un atuendo adecuado para ceremonias como pueden ser bodas.

 

Es la prenda más adecuada para utilizar en un evento de día y hasta el atardecer. Podemos elegir entre usar chaqué de color negro o gris, siendo el más ceremonioso el negro.

El Chaqué se compone de las siguientes prendas:

  • Camisa: blanca bien almidonada de hilo o popelin, con doble puño para gemelos.
  • Corbata: de color gris y preferentemente de seda a la que se le realiza el nudo Windsor, puede adornarse con un alfiler con cabeza de perla. Las corbatas pueden ser lisas, estampadas, de rayas… no tienen ninguna condición especial, aunque siempre deben ser de seda o de hilo, nunca de lana ni de punto.
  • Chaleco: gris de corte clásico y con una fila de botones. En caso de funerales ha de ser negro y en caso de bodas blanco en seda piqué. Hoy en día también se usan otros colores de chalecos; además de usar chalecos cruzados y con tres botones o más.
  • Pantalón: en color gris o negro con finas rayas verticales y corte clásico.
  • Calcetines de color negro de hilo o seda.
  • Zapatos: negros, lisos y de piel preferiblemente con cordones y mates o con poco brillo, nunca de charol.
  • Chaqueta: tipo levita con faldones separados en la parte delantera y solapas clásicas; puede ser negra o gris marengo.
  • Sombrero: actualmente su uso ya no es frecuente, pero si se usa será de copa en color negro o gris.
  • Guantes: de vestir en color gris y de ante o piel; aunque son poco utilizados
  • El pañuelo: es la guinda del pastel, el detalle final que hará que el novio esté impecableel día de su boda. Lo más habitual es decantarse por el clásico pañuelo de hilo blanco, bordado con las iniciales del novio, y también se puede bordar como detalle más personalizado la fecha del día de la boda. Para los más atrevidos los pañuelos de seda estampados son la elección perfecta, combinados o haciendo contraste con el chaleco y corbata, es el toque final que dará al novio el toque de perfección al chaqué.

 

El protocolo para el uso del chaqué

En el caso de las bodas es el novio quien marca como deben ir el resto de invitados. Si el novio decide llevar chaqué, también lo deberán llevar los testigos y el padrino. Si por el contrario el novio no lo lleva, la tradición ordena que nadie puede llevarlo. Es muy aconsejable diferenciar el color del chaqué entre el novio y los testigos y padrino. El chaqué es una prenda que no admite condecoraciones.

 

Esmoquin

El origen del esmoquin data de 1860 cuando Henry Poole & Co lo confeccionó para el entonces Príncipe de Gales, como atuendo para celebraciones informales. Además se dice que la utilizaban los caballeros Británicos para fumar (fumar = smoke, de ahí llamar al atuendo “smoking”) la palabra equivalente en castellano es el esmoquin.

 

En el siglo XX su popularidad creció notablemente pasando de ser una prenda relativamente informal; hasta considerarse como una prenda formal después de la II Guerra Mundial. Su uso siempre ha estado unido a las fiestas más que a los actos puramente formales, de hecho, aún hoy en día se usa solamente por la noche, principalmente en fiestas menos formales; ya que para las más formales se utiliza el Frac.
 

Hoy en día el esmoquin es aconsejable para ir a la Ópera, para asistir al Ballet y conciertos de orquestas sinfónicas. En EEUU su uso es más que aconsejable en las cenas de los clubes sociales, actos de recolección de fondos, puestas de largo o presentaciones en sociedad. Es importante tener en cuenta que el esmoquin en España no es una prenda de ceremonia, aunque en países anglo parlantes no hacen este tipo de distinciones.

 

Es una prenda que no admite condecoraciones. En general es correcto vestir esmoquin en aquellas ocasiones que requieran cierta etiqueta no muy formal, celebradas por la noche.

Hoy en día muchas de las invitaciones a eventos especifican el “Dress Code” lo que resulta muy útil:

  • Si la invitación especifica “Black Tie” debemos acudir con esmoquin
  • Si la invitación señala “Black Tie preferred” nos indica que el esmoquin es adecuado, pero no obligatorio por lo que en caso de no tenerlo se debe utilizar traje oscuro.
  • Si la invitación señala “Black Tie optional” o “Black Tie invited” quiere decir que no es obligatorio el uso de esmoquin, pero es recomendado.

Como anfitrión, siempre es conveniente indicar en las invitaciones la etiqueta requerida para el acto. Como invitado, se deben seguir esas indicaciones como muestra de respeto al que nos invita y al acto en cuestión.

Las prendas básicas que conforman un esmoquin son:

  • Chaqueta: de color negro, azul oscuro, granate o blanco. Variable según el sitio y la época del año. El más utilizado es el negro. Puede ser recto o cruzado, con solapas redondas de gran abertura, en seda o raso brillante. Si la chaqueta es cruzada no se debe vestir fajín. Solo se abrocha el botón superior.
  • Camisa: blanca o de un color marfil muy claro. Ya sea de hilo, lisa o con alguna lorza. Cuello bajo (de pajarita) y puño doble para los gemelos.
  • Pajarita: Negra, de seda y de lazo, aunque también se admiten las hechas. También puede ser azul marino o burdeos en función de la chaqueta que vistamos.
  • Fajín: en seda o raso, a juego con la pajarita. En caso de vestir fajín no se puede llevar chaleco.
  • Pantalón: siempre de igual color que la chaqueta, excepto el de verano o media etiqueta (blanco) que se viste con pantalón negro. De corte clásico, y con una cinta de seda lateral.
  • Calcetines: finos, de seda o hilo y negros.
  • Zapatos: negros, de cordones y de charol. Aunque también se pueden utilizar zapatos de charol negros de corte clásico con hebilla.
  • Chaleco: de seda o del mismo tejido que el esmoquin. Se viste en lugar del fajín.
  • Guantes: blancos o de color hueso o gris. En gamuza o piel.
  • Pañuelo: si se quiere utilizar ha de ser blanco, en hilo o algodón.
  • Tirantes: muy recomendable para mantener el pantalón en su sitio, pero deben permanecer ocultos a la vista. Pueden ser de color blanco o negro o una combinación de ambos. Se diferencian de unos tirantes normales en que las tiras que los unen a los botones del pantalón son de seda.
  • Los botones y los gemelos: suelen ser de material perlado, pero si se dispone de presupuesto se puede optar por una versión más lujosa, como los botones oro y ónice o tipo joya, siempre que no sean llamativos y a juego con el conjunto del atuendo. Botones y gemelos deberían ser similares.
  • La flor: no es obligatoria si hemos optado por un pañuelo, aunque una buena combinación es flor blanca con pañuelo blanco. Solo en bodas, no se usa este elemento en el protocolo oficial.
  • El pañuelo: debe ser de lino o hilo blanco y la parte del pañuelo que sobresale debe quedar paralela a la línea del bolsillo. Debe ser lo más discreto posible.
  • El reloj: no se debe llevar reloj, pero en el caso de llevarlo, de bolsillo.
  • Abrigo: ha de ser clásico en color negro con una bufanda, preferiblemente de seda, blanca.
  • Sombrero y guantes: el sombrero modelo homburg es el adecuado. Los guantes de piel y en color negro.

 

El esmoquin blanco era utilizado por los ingleses afincados en países tropicales en la década de los 30 del siglo XX, y lo hacían porque el color negro no era precisamente el más adecuado debido al calor. Hoy endía la chaqueta blanca solo debería vestirse en verano o primavera, y generalmente en espacios abiertos.

 

 

Frac

El frac es la indumentaria masculina de máxima etiqueta. Se utiliza generalmente por la noche y en lugares cerrados. No es una prenda habitual por lo que lo más adecuado en caso de precisar de su uso es alquilarlo en sastrerías y tiendas especializadas de caballeros.

Por delante llega hasta la cintura, y por detrás tiene dos faldones, separados entre sí y que llegan a la altura de las rodillas por su parte posterior.

Las prendas básicas que componen este vestuario son:

  • Chaqueta: de color negro o azul-negro, en tejido de granito, generalmente. Por delante llega hasta la cintura y por detrás lleva dos faldones caídos. Las solapas en seda, sin brillos, preferiblemente mates.
  • Camisa: blanca, de pechería dura o muy almidonada, cuello subido (de pajarita) y puño de doble ojal para los gemelos. Preferiblemente de hilo. La abotonadura puede ser de perlas o pequeños brillantes en algunos casos.
  • Pajarita: blanca y hecha de lazo en tejido piqué, evitar utilizar las de nudo hecho.
  • Pantalones: negros de corte clásico y lisos del mismo género que la chaqueta. Llevan una cinta lateral de unos 2 cms de ancho, generalmente en raso.
  • Calcetines: negro de hilo o seda
  • Zapatos: negros de corte clásico, preferiblemente de cordones y brillo, tipo charol.
  • Sombrero: de copa, muy reservado a ocasiones excepcionales.
  • Guantes: de color gris claro, blanco o hueso. De gamuza
  • Pañuelo: en el caso de usarlo ha de ser blanco de lino o hilo.

 

El frac admite todas las medallas y condecoraciones. Si se viste banda, habrá de hacerse por encima del chaleco. Si el tiempo lo requiere, con las prendas de etiqueta podemos vestir encima un abierto recto, largo de corte clásico en negro o azul marina y de lana o cachemir. En algunos lugares aún es utilizada la capa en vez del abrigo.

 

El frac se viste en actos académicos, recepciones y cenas de gran gala; aunque está pensado para los actos más formales sólo debe de vestirse si en la invitación lo especifica, de no ser así es más seguro decantarse por un esmoquin.

 

 

 

 

 

 

 

El Velo de la Novia

Hoy en día la tradición ha cambiado, pero hace unos años nos imaginábamos a una novia sin velo.

La tradición del velo se remonta a la Edad Media en la que se usaba el velo para proteger a la novia de los malos espíritus; en este momento los colores eran brillantes, rojo y amarillos que eran los colores de la protección. Asimismo la protegía del mal de ojo de otras mujeres celosas de ese matrimonio.

KATE MIDELTON

También el velo era símbolo de inocencia y virginidad, que era como las novias se presentaban ante su futuro marido. Igualmente cuando en la Antigüedad el matrimonio era concertado el velo preservaba la identidad de la novia hasta el momento del enlace. De alguna forma el velo simbolizaba la sumisión y obediencia de la mujer.

NOVIO QUITANDO EL VELO A LA NOVIA

Hoy en día no todas las novias llevan velo. Si decides llevarlo ten en cuenta:

  • El velo debe ser acorde con tu vestido, el escote del mismo, con la forma de tu rostro, tu peinado y tu estatura.
  • La materiales con los que se elabora el velo son: tul, organza o encaje; por ser todas ellas telas ligeras y transparentes.
  • Parecerás más alta y es más elegante si entre el velo y el vestido no queda piel al descubierto.
  • El protocolo dice que la novia debe de salir con el velo desde su casa, y no quitárselo hasta la fiesta.
  • También dice que el velo debe cubrir el rostro de la novia para protegerla de las impurezas.
  • Lo más adecuado es llevar el pelo recogido para sujetar así en él el velo.
  • Si el velo es corto debe de caer al menos cinco centímetros por debajo de la línea del escote de la espalda del vestido.
  • Sin embargo si la espalda del vestido es decorada, el velo no debe ocultarlo.
  • Si el velo es largo debe llegar a la misma altura del dobladillo del vestido, o ser del mismo largo que la cola.
  • Si el velo es tipo catedral ha de ser 20 centímetros más largo que la cola del vestido.

Velos-de-novia

La ultima tendencia en velos de novia son los velos de color. Para novias que quieren llevar velo pero darle un toque innovador a su look.

Si por el contrario eres una novia menos tradicional, quizás el velo no sea tu complemento ideal. Eso no significa que no debas llevar nada en tu cabeza; sino todo lo contrario, debes buscar el complemento perfecto que sin duda será…el tocado!!!

Hay millones de opciones de tocado, con flores, plumas, con un pequeño velo, bordados… lo más importante es que sea acorde a tu vestido y lo complemente. Aunque el día de tu boda vayas a lucir un vestido con mucho detalle, el tocado siempre podrá completar tu look, solo hay que buscar el diseño perfecto. Por ello, además de la infinidad de tocados que se encuentran ya hechos; existen infinidad de profesionales que realizan tu tocado a medida con precios que oscilan entre los 80€ y los 300€, dependiendo de las calidades y características del mismo. A continuación te mostramos algunas ideas de tocados de novia que nos tienen enamoradas.

 

¿Por qué necesito una estrategia de eventos?

Hoy en día, las empresas y entidades destinan parte de su presupuesto a la organización de un evento, por eso, se debe de crear una estrategia que justifique ese gasto y consiga rentabilizar la inversión. Los eventos deben de transmitir los valores de una marca, describir un producto…así que es necesario que exista una coherencia dentro de las compañías que identifique a sus eventos como propios. Es por eso que es necesaria una estrategia de eventos.
En la actualidad, los eventos se han convertido en una acción de Comunicación y como herramienta estratégica, deben de cumplir unos objetivos empresariales. Se debe identificar los objetivos, crear una planificación y construir un equipo que los consiga.
No todos los eventos son iguales, así pues, en la estrategia corporativa cada tipo de evento se regirá por una estrategia distinta dependiendo si es la celebración de un aniversario, la presentación de un nuevo producto, la celebración de la colaboración entre entidades… y según el tipo de evento también hay que diferenciar quienes son los clientes principales de cada uno y qué experiencia debe vivir cada stakeholder para llegar a conseguir cada objetivo.
Siguiendo lo expuesto en los anteriores párrafos, está claro que la manera de ver la organización de eventos ha evolucionado. Dejamos a un lado el protocolo más regio, formal y estricto para crear eventos que acerquen experiencias a los clientes finales. Crear una conexión con clientes, proveedores, influencers es posible con la creación de un evento que exhiba la estrategia de marca.
A continuación os damos tres ejemplos de eventos que mejoran la imagen de marca (branding) y la comunicación desde el punto de vista empresarial.

Día de puertas abiertas: El objetivo es que los diferentes stakeholders conozcan de manera más cercana tu producto.

Presentación para medios: los asistentes son periodistas y medios especializados y bloggers que conocerán nuestros productos o servicios. Su opinión y valoración siempre será importante y si esta es positiva conseguiremos mucha más notoriedad entre nuestro cliente final.

Taller promocional: es una buena forma de generar interacción y engagement. Se busca principalmente la promoción de un producto o servicio con los clientes. Este eventos consigue mucho más impacto al poder los clientes probar nuestro producto o servicio.

                                    

Wedding Planner en la distancia

Hoy en día ya es muy común recurrir a los servicios de un Weeding Planner para que organice íntegramente una boda, y los novios puedan despreocuparse y delegar trabajo pero ¿imagináis como es organizar una boda con 9.000 km de por medio y 9 horas de diferencia horaria? Ese es el último reto al que Entreventos se ha enfrentado, y la verdad es que el resultado ha sido… mejor juzgad vosotros mismos.

 

Todo comenzó en octubre de 2016 cuando conocíamos a N&J y nos trasmitían su sueño de celebrar su boda en Oviedo. Hasta aquí todo normal, teniendo en cuenta que la novia era americana y que la comunicación tenía que ser en inglés. El primer obstáculo vino cuando los novios regresaron a casa, y nos vimos no sólo con el obstáculo del idioma; sino que 9.000 km de por medio nos hacía tener que comunicarnos siempre obligatoriamente por teléfono. Y las 9 horas de diferencia horaria hacía que fuese más sencillo utilizar whatsapp o email.

 

Esto hace que el trabajo se demore ya que todo lo que avanzas durante una jornada laboral, debes esperar otras 9 horas aproximadamente para que tus clientes lo lean, más luego el tiempo necesario para que tomen la decisión. Todo ello unido a que los trabajos de N&J hacían que no pudiesen atender inmediatamente el teléfono o email, llevo a que finalmente dejasen en nuestras manos muchas decisiones. Eso lleva a una parte buena, decisiones rápidas; pero la parte mala es que asumes mucha responsabilidad y riesgo ¿y si no les gusta lo que hemos decidido? Afortunadamente N&J son unos chicos muy abiertos de mente, benevolentes y que sabían que ponían en manos de profesionales su boda; por lo que delegaron sin problema y casi podríamos decir que todo les parecía bien.

 

La elección de proveedores fue el primer paso a dar, la localización la tenían clara ya que habían visitado varios sitios en octubre y ya habían decidido que la ceremonia sería en la Iglesia del Rey Casto y el banquete posterior lo querían celebrar en Ruaquince. Una vez decidido el lugar solo había que tener claro qué tipo de boda querían celebrar y hacer realidad su sueño. Era importante explicar a la novia como era la tradición nupcial de España, y sabiendo cómo era la tradición americana; había que entrelazar ambas para hacer una boda única.

 

Comenzamos por pensar en quien les daría de comer, nosotras lo teníamos claro pero igualmente a ellos les ofrecimos entre tres alternativas de Catering. Se dejaron aconsejar y finalmente el ágape corrió a cuenta de A Mesa Puesta Catering, dirigidos por María Gutiérrez confeccionaron un menú que tras probarlo fue la elección perfecta para los novios. La distancia hizo que esta parte también fuese extraña, porque los novios no podían venir a degustar el menú; así que nosotras ayudamos a su familia a hacerlo. Una decisión importante y una gran responsabilidad pero…para eso estamos.

 

Unos cuantos emails después estamos decidiendo detalles como música en vivo durante el cocktail si o no, lugar de celebración de la cena, empresa que ambientaría la fiesta, barra libre, fotógrafo, vídeo, peluquería, maquillaje…

 

Ruaquince ofrecía dos alternativas: celebrar la cena en el interior dividiendo a los invitados en sus distintos salones o ubicar una carpa en el jardín donde ubicar a todos los invitados. N&J lo tuvieron claro, ¡todos juntos! Asique nos dispusimos a contratar una maravillosa carpa transparente elegante y funcional que después llenarían de microbombillas para que la cena fuese bajo un manto de “estrellas”. El exterior de la carpa fue ambientado por Eduardo de Movusic con luces violetas y neón que daban un toque festivo al evento.

 

Tomada esa decisión habría que definir fotografía y lo tenían claro, Pelayo Lacazette.  Además se complementaría con el gran trabajo de Héctor Torra que daría vida a las imagenes de la boda y las haría perpetuas en su vídeo. Tras esto ya irían los pequeños pero no por ello menos importantes detalles. ¿queréis Tarta de Boda? ¿quereis Dj o música en vivo? ¿flores? ¿coche nupcial?¿decoración? ¿peluquería? ¿maquillaje? Muchas decisiones por tomar, muchos kilómetros de por medio y muchos emails y whatsapp después teníamos todo elegido, y el resultado fue el siguiente.

Empezando por los novios con un estilismo muy cuidado, él vestido de chaqué por Sastrería Placido, ella vestida por Pronovias con un vestido corte sirena con espalda joya con un gran escote y como broche final unos zapatos Manolo Blahnik al más puro estilo Sexo en Nueva York. Lydia Castrosín fue la encargada de dar forma a la melena de la novia y transformarla en un precioso recogido complemento perfecto al maquillaje realizado por Jana Tagarro.

El menú de boda combinaba los productos más selectos de la cocina asturiana en el servicio del cocktail en el que se ofrecía desde buffet de quesos asturianos hasta la fabada asturiana pasando por el plato de aldea; y por supuesto en la cena ofreciendo platos típicos asturianos como la Merluza a la Sidra, el arroz con leche, los frixuelos y la casadiella.

Durante la noche no pararon de ocurrir sorpresas: un apagón de todas las luces de la carpa anuncia la llegada de los novios al ritmo de Married you the Bruno Mars, dando un ritmo de fiesta a la celebración; tras la cena, un emotivo discurso del novio explicando primero en español y luego en inglés como conoció a su reciente esposa, el discurso del novio con palabras de agradecimiento para sus familias, amigos y su hermana pequeña que les ha ayudado tanto en la organización de la boda. Incluso tuvo palabras para nosotras… ¡cómo no vamos a decir que son un encanto!

El broche de oro lo puso un emotivo video sorpresa que recopiló los mejores momentos de los novios, una exhibición de baile flamenco a cargo de la sobrina de los novios, una mesa de dulces y tartas que Ma Petite Patisserie ambientó al más puro estilo americano, el fotomatón de la Ventana Indiscreta que inmortalizó los momentos más divertidos, el libro de firmas sobre una antigua mesa de coser Singer de Atrapasueños junto a unas letras gigantes luminosas con las iniciales de los novios, incluso unas pajitas comestibles “Sorbos” para aromatizar las copas y darles un toque aún más chic y como no una animada amenizada por Green Eventos.

Ha sido una boda con todo detalle, un sueño que según describen los propios novios hemos hecho realidad; soñaban casarse rodeados de sus seres queridos en un entorno privilegiado en el que se combinase elegancia y fantasía, y parece que hemos visionado su sueño y lo hemos sabido hacer realidad. ¡No podemos ser más felices por ello!

 

Tips para celebrar una boda eco-friendly

¿Quieres reflejar tu espíritu ecológico el día de tu boda?  ¿Intentas llevar una vida respetuosa con el medio ambiente y tu entorno, y quieres que tu boda sea lo más sostenible posible?

Hoy en nuestro blog os explicamos algunas ideas para llevarla a cabo.

Invitaciones: La parte de las invitaciones puede ser la parte más fácil  y también la más difícil.  Echad mano de tecnología y optad por la invitación 2.0 y una web de tu boda. Basta con enviar un correo electrónico con la dirección web, para que todos tus invitados estén al tanto de todos los detalles. Si hay un gran número de invitados mayores que no estén acostumbrados a la tecnología, siempre se puede optar por papeles reciclados.

 

Decoración: Si tienes muy claro qué tipo de decoración quieres para tu boda, puedes ir reuniendo  elementos que te podrán servir como elemento decorativo y reciclados: botellas de vidrio, latas, jarrones, vinilos, velas…

Flores: Si eres creativa y te desenvuelves con las manualidades, puedes optar por crear parte de la decoración con flores de tu jardín, el campo… puede parecer mucho trabajo pero tu espíritu eco siempre lo agradecerá.

Menú: Optad por restaurantes o catering que trabajen con productos de proximidad y temporada; ayuda a los productores y proveedores locales, y siempre son más económicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Detalle de los invitados: donad el dinero que os ibais a gastar en los regalos para los invitados a una buena causa. Es un detalle muy especial que los invitados recordarán.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es la Secretaría Técnica de un evento?

Cualquier Evento, ya sea grande o pequeño, necesita una organización previa para conseguir que éste se realice de manera exitosa; ahí entra en juego el papel de la Secretaría Técnica.

Pero cuando hablamos de un evento grande, como puede ser un congreso, el trabajo comienza con mucha más antelación. Para facilitar el trabajo se crean diferentes grupos de trabajos dependiendo de las áreas a desarrollar, entre ellos destaca la Secretaria Técnica.

La Secretaria Técnica es el intermediario entre la institución organizadora y los asistentes al mismo.

Los miembros de la Secretaría Técnica tienen las siguientes funciones:

  • Hacer propuestas de la sede. Una vez elegida la sede reservarla y contratar los espacios más adecuados.

  • Elaborar bases de datos para el envío de las invitaciones, la información necesaria y las inscripciones.
  • Crear la imagen del evento.
  • Diseñar programas, invitaciones, acreditaciones, cartelería…
  • Hacer un control y seguimiento de inscripciones.

    

  • Buscar patrocinadores y colaboradores. 
  • Contratar y gestionar proveedores.
  • Coordinación de azafatas.
  • Coordinación de los desplazamientos el día del evento.
  • Gestionar la logística, los montajes y desmontajes
  • Crear y adecuar el protocolo a las autoridades que acuden al acto.
  • Gestionar el gabinete de prensa.
  • Creación y entrega de las acreditaciones, documentación y los certificados de asistencia.
  • Contactar a los ponentes del Congreso y organizarles su viaje para asistir al mismo, alojamiento y demás necesidades.
  • Recepcionar los Abstracts del Congreso y elaborar el Libro de Abstracts.
  • Crear un programa social paralelo que complemente al programa científico enriqueciéndolo con visitas culturales a la ciudad sede del congreso, actividades lúdicas que permitan conocer la cultura de la ciudad sede del congreso, cena de gala como broche final al Congreso, etc…

 

¿Imaginabas que la Secretaría Técnica tenía un trabajo tan complejo y que el éxito de un Congreso depende de su trabajo en gran medida?