Tradiciones de Boda en España

Cada cultura, cada país e incluso diferentes regiones dentro de un mismo país tienen diferentes tradiciones frente a la forma de celebrar determinados eventos como ocurre en las  bodas. A continuación repasamos las tradiciones de boda más destacadas de nuestro país y su significado.

 

Las Arras

Una costumbre tradicional en las bodas españolas religiosas consiste en que el novio presenta a la novia 13 monedas conocidas como arras, que tradicionalmente representaban el compromiso de él en la manutención de ella. Pero los tiempos cambian y las novias y novios de hoy intercambian las monedas como símbolo de que la salud y los bienes que van a compartir. Las arras son 13 monedas de oro porque representan a Jesús y sus 12 apóstoles. Las arras son bendecidas por el sacerdote y se dan a la novia con la promesa del novio de cuidar y mantener a su esposa.

 

 

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

Lo nuevo simboliza el futuro, vuestra nueva vida en común, el proyecto que empezáis con vuestro matrimonio. Llevar algo nuevo traerá prosperidad y felicidad a vuestro matrimonio.

La tradición de llevar algo prestado, viene de una antigua superstición que dice que se puede atraer la felicidad si llevas puesto algo de alguien que es feliz en su matrimonio. Hoy en día, es un símbolo de amistad por parte de la persona que lo presta. Suele ser una intima amiga quien se lo deja a la novia y por lo general, es un pañuelo o alguna joya. Representa pasar la buena suerte a la novia.

La costumbre de llevar algo azul se origina en el antiguo Israel donde las novias llevaban una banda azul que simbolizaba pureza, amor y fidelidad. Hoy en día, la costumbre se limita a llevar algo azul, pero sigue significando fidelidad, lealtad y amor duradero.

Llevar algo viejo es símbolo de la continuidad con lo anterior. Simboliza que los lazos familiares y con los amigos no se rompen, sólo se transforman para adaptarse a vuestra nueva vida en común.

 

Tirar arroz

Esta tradición parece ser que está heredada de Asia, pues en aquella cultura el arrojar arroz está directamente relacionado con el deseo de prosperidad, abundancia y fertilidad hacia la pareja. Pero no siempre se tiró arroz, pues desde época romana el símbolo de la fertilidad se asoció con el trigo, por lo que las novias llevaban espigas de este cereal entrelazadas en el pelo cuando iban a contraer matrimonio; siendo parte del ritual que sobre los contrayentes se dejasen caer granos de trigo, trozos de pasteles hechos con éste y algunos frutos secos, especialmente almendras y nueces.

 

 

Con el tiempo, estas semillas de trigo, migas y frutos secos serían sustituidas por granos de arroz y, más tarde, por las nuevas versiones de hoy en día como son los pétalos de rosa, confeti o burbujas de jabón.

 

Al novio no se le permite ver a su novia antes de la boda

El origen de esta tradición no es para nada romántico, ya que se originó cuando los matrimonios se arreglaban con fines económicos o sociales. Se prohibía que el novio y la novia se conocieran antes de la boda para evitar que tuvieran oportunidad de rechazarse y deshacer el acuerdo. También ser decía que la novia atraería la mala suerte si se dejaba ver antes de recibir la aprobación de los dioses e incluso no podía mirarse al espejo antes de salir

 

Hoy en día el preservar el look de la novia en su boda es un gesto romántico, ya que tanto el novio como los invitados se quedan sin aliento cuando la novia hace su aparición. El vestido de novia es el secreto mejor guardado de toda novia y sólo confía los detalles de su look a un número muy reducido de personas que la ayudarán en su elección. Estas personas suele ser su madre y mujeres de su familia más cercana como pueden ser hermanas, abuelas y en ocasiones sus amigas más íntimas.

 

El Ramo de Novia

La tradición del ramo de novia se remonta a la civilización egipcia donde las mujeres llevaban un ramillete de hierbas aromáticas para ahuyentar a los malos espíritus, más tarde en Europa las hierbas aromáticas se sustituyeron por flores de azahar que simbolizaban al pureza de la novia, y la composición del ramo ha ido evolucionando hasta los ramos de piruletas que algunas novias utilizan hoy en día.

 

 

La tradición de lanzar el ramo de novia es una costumbre muy utilizada en EE.UU que hemos adaptado en otros países. En España es más extendido entregar el ramo a alguien que hayan decidido previamente los novios. Sea cuál sea la tradición que lleves a cabo estarás obsequiando con deseos de armonía, alegría y fertilidad a la persona que reciba tu ramo de novia. 

 

Regalos para los invitados

El día de la boda tras el convite los novios y los padrinos regalan a los invitados un recuerdo del día de su boda. El padrino suele regalar puros y la madrina suele tirar caramelos a los invitados a la salida de la Iglesia. Por su parte los novios pasan de mesa en mesa con una cesta con pequeños regalos que entregan personalmente a cada invitado para agradecerles su asistencia al evento.

 

Hoy en día algunos novios optan por colocar estos obsequios en una mesa para que cada invitado coja el suyo, al igual que muchos deciden realizar un regalo unisex; igual para los hombres y las mujeres.

 

El primer baile de casados

Es tradicional que los novios abran el baile con su primer baile como casados. Tradicionalmente la pareja de recién casados bailaba un vals pero hoy en día este vals ha sido cambiado por bailes más modernos como merengue, salsa, chachacha o incluso bachata.

Hay algunos que planean una coreografía con una serie de canciones de diferentes estilos en la que puede participar únicamente la pareja o sumarse algunos amigos o familiares de los novios.

 

La Luna de Miel

 

El origen de la luna de miel tiene varias versiones, entre ellas está la de hace más de 4000 años y que proviene de Babilonia, donde el padre de la novia le daba al novio toda aquella cerveza de miel que pudiera beber durante un mes o una luna.

Entre los romanos, la madre de la novia dejaba en la alcoba nupcial cada noche durante un mes o una luna, una vasija con miel para los recién casados. Se dice que esta tradición comenzó en n Alemania, donde se celebraban sus bodas solamente bajo la luna llena y tras el evento, los novios bebían licor de miel durante los 30 días posteriores a la boda (una luna). Entonces este período se nombró Luna de Miel.

Otra versión dice que la expresión data del siglo XVI y es de origen escandinavo donde los novios acostumbraban a tomar hidromiel, una bebida elaborada a base de miel y vino durante la primera luna o primer mes de casados ya que decían que aumentaba la fertilidad.

También en esta zona septentrional de Europa, la Luna de Miel significaba aislamiento, ya que cuando los hombres de estos lugares secuestraban a  una joven de un poblado cercano, eran obligados a ocultarla durante un tiempo; siendo el padrino la única persona que sabía dónde estaba. Cuando la familia de la joven dejaba de buscarla, el hombre regresaba a su poblado.

Hoy en día la luna de miel es algo totalmente diferente, ahora suele consistir en un viaje a algún lugar romántico y, a menudo, lejano y exótico; es uno de los momentos más esperados y placenteros para los recién casados, en el cual se aislan para iniciar su vida matrimonial.

 

Y ahora que sabes todas las tradiciones referentes a la boda ¿Cuáles vas a seguir?

Bodas Escocesas y el Kilt

 

Cuando nos ponemos a pensar en una boda, siempre viene a nuestra memoria, a nuestro pensamiento la palabra costumbre y tradición. Aunque actualmente las bodas tienden a innovar en algunos aspectos, la tradición y las costumbres aún mantienen un gran peso en el aspecto organizativo.

 

Un lugar donde las costumbres son más numerosas, y están muy arraigadas en la sociedad es Escocia. La boda escocesa es una mezcla de tradición y ritos antiguos que en la actualidad también adopta costumbres más modernas.

La tradición de la que hoy vamos a hablar en nuestro blog es la del uso del kilt, el traje típico escocés.

La falda del Kilt es el elemento principal y más llamativo y además da nombre al conjunto. Está hecha de tartán, la tela de lana de cuadros más característica y seña de identidad de Escocia.

¿Es cierto que el novio y sus padrinos no llevan “nada” bajo la falda del kilt el día de su boda?

Hoy en día, quizás muchos opten por llevar ropa interior aunque si siguen a raja tabla la tradición, esta manda ir “completamente libre”.

Pero, ¿cuál es el origen de esta costumbre?

La tradición tiene un origen militar, donde siempre se debía ir sin nada debajo, salvo al hacer actividades especiales, deporte o formar parte de la banda de gaitas, porque al marcar el paso se levantaban los tobillos o asistir a actos donde se coincidiese con mujeres. De esta manera, ir sin ropa interior era seguir el reglamento militar.

Durante la II Guerra Mundial, los soldados con kilt eran inspeccionados por los sargentos usando un espejo anexado a un palo, para comprobar si  seguían la tradición. Si fallaban en la revisión, el castigo era regalar una botella de Oporto. Otra leyenda cuenta que los hombres solían levantarse la falda delante del enemigo como arma secreta, para demostrar que no tenían miedo.

El kilt sigue siendo uniforme militar. Nadie lo lleva  en su día a día, tareas rutinarias, al trabajo… pero si es casi de uso obligado en grandes celebraciones, como son las bodas.

En parte de la sociedad escocesa, el auténtico hombre escocés no debe de llevar ropa interior bajo su falda hasta el punto que, en la actualidad, esta costumbre ha incluso dividido a la sociedad y se ha convertido en una “Cuestión Nacional”. ¿Hay que ir sin calzoncillos bajo el kilt?  ¿Cuál sería tu voto?