La Ceremonia de la Arena

Ya no están de moda las bodas clásicas. Ahora los novios tienen miles de opciones para crear una boda a su gusto huyendo de los cánones y estereotipos establecidos por la sociedad. Una de esas maneras de personalizar una boda es la ceremonia de la arena.

Este ritual simboliza la unión de la pareja que se representa introduciendo el contenido de dos frascos de arena en uno más grande.

images

Cada cónyuge cogerá un recipiente de arena, preferiblemente cada uno de un color distinto y, juntos, empezarán a verterlos sobre el recipiente más grande, uniendo la arena de ambos colores, mientras se lee algún texto especial para la ocasión.

wedding-sand-ceremony

Aunque el origen de esta tradición no queda demasiado claro, se cree que tiene raíces hawaianas. Allí, desde hace siglos, es normal que los novios unan arenas de sus playas natales como recuerdo de sus familias.

2014-beach-theme-inspired-sand-summer-wedding-color-ideas

La personalización de los eventos

Quizás no sea muy ortodoxo decir que un evento es un elemento de marketing, quizás los más puristas de nuestro sector pongan el grito en el cielo, pero es una realidad, y como tal, podemos analizar una tendencia cada vez más en alza y que tendrá mucha importancia a lo largo del 2016, según cuentan los expertos, que es la personalización. La creación de eventos hechos a medida. Algo por lo que desde Entreventos apostamos ya desde nuestros comienzos.

El marketing es una industria que se encuentra en continua evolución, igual que la organización de eventos. Siempre hay que estar en alerta para saber hacia dónde  gira esa evolución y cuáles son las tendencias del sector.

La comunicación y las Nuevas Tecnologías han permitido a los organizadores tener acceso a informaciones y datos para conocer a los clientes potenciales y viceversa, los posibles clientes se vuelven cada vez, más expertos en sus marcas predilectas o a las que empiezan a seguir gracias a la comunicación y las redes.

 marketing-eventosFoto: eventbrite.com

 

También, los participantes en diferentes eventos viven cada marca o cada evento de una manera más espontánea y natural gracias a los distintos dispositivos y herramientas que están en su mano usar. Por eso, se han vuelto más exigentes y esperan una experiencia personalizada, en la que participar y ser el protagonista cuando acuden a un evento.

Por eso, crear estrategias basadas en información y datos de nuestro público objetivo puede ayudar a incrementar el valor de un evento como acción de marketing y  comunicación.