¿Y si hablamos de ellos? Etiqueta masculina para un Evento

¿Qué me pongo para ir a…?    Veamos que esta frase no solo es patrimonio femenino..

 

Al hablar de la vestimenta masculina lo primero que pensamos es que es más sencilla y no hay tanto que elegir; pero no es así. Si hablamos de cómo debemos  de vestir para asistir a un evento, tenemos  que tener en cuenta distintos factores: la hora del día en que se celebre, el lugar y el tipo de evento que sea. Por supuesto si tiene código de vestimenta debemos seguir el mismo. El hombre también tiene su etiqueta, y debe tenerla en cuenta a la hora de asistir a un evento para acudir de forma adecuada; así podemos elegir entre el uso de las siguientes prendas: el Chaqué, el Frac y el Esmoquin.

Fuente: Casilda se casa

 

Chaqué

El origen de esta prenda data del siglo XIX cuando la Corte Británica lo utilizaba para montar a caballo; hoy en día, es un atuendo adecuado para ceremonias como pueden ser bodas.

 

Es la prenda más adecuada para utilizar en un evento de día y hasta el atardecer. Podemos elegir entre usar chaqué de color negro o gris, siendo el más ceremonioso el negro.

El Chaqué se compone de las siguientes prendas:

  • Camisa: blanca bien almidonada de hilo o popelin, con doble puño para gemelos.
  • Corbata: de color gris y preferentemente de seda a la que se le realiza el nudo Windsor, puede adornarse con un alfiler con cabeza de perla. Las corbatas pueden ser lisas, estampadas, de rayas… no tienen ninguna condición especial, aunque siempre deben ser de seda o de hilo, nunca de lana ni de punto.
  • Chaleco: gris de corte clásico y con una fila de botones. En caso de funerales ha de ser negro y en caso de bodas blanco en seda piqué. Hoy en día también se usan otros colores de chalecos; además de usar chalecos cruzados y con tres botones o más.
  • Pantalón: en color gris o negro con finas rayas verticales y corte clásico.
  • Calcetines de color negro de hilo o seda.
  • Zapatos: negros, lisos y de piel preferiblemente con cordones y mates o con poco brillo, nunca de charol.
  • Chaqueta: tipo levita con faldones separados en la parte delantera y solapas clásicas; puede ser negra o gris marengo.
  • Sombrero: actualmente su uso ya no es frecuente, pero si se usa será de copa en color negro o gris.
  • Guantes: de vestir en color gris y de ante o piel; aunque son poco utilizados
  • El pañuelo: es la guinda del pastel, el detalle final que hará que el novio esté impecableel día de su boda. Lo más habitual es decantarse por el clásico pañuelo de hilo blanco, bordado con las iniciales del novio, y también se puede bordar como detalle más personalizado la fecha del día de la boda. Para los más atrevidos los pañuelos de seda estampados son la elección perfecta, combinados o haciendo contraste con el chaleco y corbata, es el toque final que dará al novio el toque de perfección al chaqué.

 

El protocolo para el uso del chaqué

En el caso de las bodas es el novio quien marca como deben ir el resto de invitados. Si el novio decide llevar chaqué, también lo deberán llevar los testigos y el padrino. Si por el contrario el novio no lo lleva, la tradición ordena que nadie puede llevarlo. Es muy aconsejable diferenciar el color del chaqué entre el novio y los testigos y padrino. El chaqué es una prenda que no admite condecoraciones.

 

Esmoquin

El origen del esmoquin data de 1860 cuando Henry Poole & Co lo confeccionó para el entonces Príncipe de Gales, como atuendo para celebraciones informales. Además se dice que la utilizaban los caballeros Británicos para fumar (fumar = smoke, de ahí llamar al atuendo “smoking”) la palabra equivalente en castellano es el esmoquin.

 

En el siglo XX su popularidad creció notablemente pasando de ser una prenda relativamente informal; hasta considerarse como una prenda formal después de la II Guerra Mundial. Su uso siempre ha estado unido a las fiestas más que a los actos puramente formales, de hecho, aún hoy en día se usa solamente por la noche, principalmente en fiestas menos formales; ya que para las más formales se utiliza el Frac.
 

Hoy en día el esmoquin es aconsejable para ir a la Ópera, para asistir al Ballet y conciertos de orquestas sinfónicas. En EEUU su uso es más que aconsejable en las cenas de los clubes sociales, actos de recolección de fondos, puestas de largo o presentaciones en sociedad. Es importante tener en cuenta que el esmoquin en España no es una prenda de ceremonia, aunque en países anglo parlantes no hacen este tipo de distinciones.

 

Es una prenda que no admite condecoraciones. En general es correcto vestir esmoquin en aquellas ocasiones que requieran cierta etiqueta no muy formal, celebradas por la noche.

Hoy en día muchas de las invitaciones a eventos especifican el “Dress Code” lo que resulta muy útil:

  • Si la invitación especifica “Black Tie” debemos acudir con esmoquin
  • Si la invitación señala “Black Tie preferred” nos indica que el esmoquin es adecuado, pero no obligatorio por lo que en caso de no tenerlo se debe utilizar traje oscuro.
  • Si la invitación señala “Black Tie optional” o “Black Tie invited” quiere decir que no es obligatorio el uso de esmoquin, pero es recomendado.

Como anfitrión, siempre es conveniente indicar en las invitaciones la etiqueta requerida para el acto. Como invitado, se deben seguir esas indicaciones como muestra de respeto al que nos invita y al acto en cuestión.

Las prendas básicas que conforman un esmoquin son:

  • Chaqueta: de color negro, azul oscuro, granate o blanco. Variable según el sitio y la época del año. El más utilizado es el negro. Puede ser recto o cruzado, con solapas redondas de gran abertura, en seda o raso brillante. Si la chaqueta es cruzada no se debe vestir fajín. Solo se abrocha el botón superior.
  • Camisa: blanca o de un color marfil muy claro. Ya sea de hilo, lisa o con alguna lorza. Cuello bajo (de pajarita) y puño doble para los gemelos.
  • Pajarita: Negra, de seda y de lazo, aunque también se admiten las hechas. También puede ser azul marino o burdeos en función de la chaqueta que vistamos.
  • Fajín: en seda o raso, a juego con la pajarita. En caso de vestir fajín no se puede llevar chaleco.
  • Pantalón: siempre de igual color que la chaqueta, excepto el de verano o media etiqueta (blanco) que se viste con pantalón negro. De corte clásico, y con una cinta de seda lateral.
  • Calcetines: finos, de seda o hilo y negros.
  • Zapatos: negros, de cordones y de charol. Aunque también se pueden utilizar zapatos de charol negros de corte clásico con hebilla.
  • Chaleco: de seda o del mismo tejido que el esmoquin. Se viste en lugar del fajín.
  • Guantes: blancos o de color hueso o gris. En gamuza o piel.
  • Pañuelo: si se quiere utilizar ha de ser blanco, en hilo o algodón.
  • Tirantes: muy recomendable para mantener el pantalón en su sitio, pero deben permanecer ocultos a la vista. Pueden ser de color blanco o negro o una combinación de ambos. Se diferencian de unos tirantes normales en que las tiras que los unen a los botones del pantalón son de seda.
  • Los botones y los gemelos: suelen ser de material perlado, pero si se dispone de presupuesto se puede optar por una versión más lujosa, como los botones oro y ónice o tipo joya, siempre que no sean llamativos y a juego con el conjunto del atuendo. Botones y gemelos deberían ser similares.
  • La flor: no es obligatoria si hemos optado por un pañuelo, aunque una buena combinación es flor blanca con pañuelo blanco. Solo en bodas, no se usa este elemento en el protocolo oficial.
  • El pañuelo: debe ser de lino o hilo blanco y la parte del pañuelo que sobresale debe quedar paralela a la línea del bolsillo. Debe ser lo más discreto posible.
  • El reloj: no se debe llevar reloj, pero en el caso de llevarlo, de bolsillo.
  • Abrigo: ha de ser clásico en color negro con una bufanda, preferiblemente de seda, blanca.
  • Sombrero y guantes: el sombrero modelo homburg es el adecuado. Los guantes de piel y en color negro.

 

El esmoquin blanco era utilizado por los ingleses afincados en países tropicales en la década de los 30 del siglo XX, y lo hacían porque el color negro no era precisamente el más adecuado debido al calor. Hoy endía la chaqueta blanca solo debería vestirse en verano o primavera, y generalmente en espacios abiertos.

 

 

Frac

El frac es la indumentaria masculina de máxima etiqueta. Se utiliza generalmente por la noche y en lugares cerrados. No es una prenda habitual por lo que lo más adecuado en caso de precisar de su uso es alquilarlo en sastrerías y tiendas especializadas de caballeros.

Por delante llega hasta la cintura, y por detrás tiene dos faldones, separados entre sí y que llegan a la altura de las rodillas por su parte posterior.

Las prendas básicas que componen este vestuario son:

  • Chaqueta: de color negro o azul-negro, en tejido de granito, generalmente. Por delante llega hasta la cintura y por detrás lleva dos faldones caídos. Las solapas en seda, sin brillos, preferiblemente mates.
  • Camisa: blanca, de pechería dura o muy almidonada, cuello subido (de pajarita) y puño de doble ojal para los gemelos. Preferiblemente de hilo. La abotonadura puede ser de perlas o pequeños brillantes en algunos casos.
  • Pajarita: blanca y hecha de lazo en tejido piqué, evitar utilizar las de nudo hecho.
  • Pantalones: negros de corte clásico y lisos del mismo género que la chaqueta. Llevan una cinta lateral de unos 2 cms de ancho, generalmente en raso.
  • Calcetines: negro de hilo o seda
  • Zapatos: negros de corte clásico, preferiblemente de cordones y brillo, tipo charol.
  • Sombrero: de copa, muy reservado a ocasiones excepcionales.
  • Guantes: de color gris claro, blanco o hueso. De gamuza
  • Pañuelo: en el caso de usarlo ha de ser blanco de lino o hilo.

 

El frac admite todas las medallas y condecoraciones. Si se viste banda, habrá de hacerse por encima del chaleco. Si el tiempo lo requiere, con las prendas de etiqueta podemos vestir encima un abierto recto, largo de corte clásico en negro o azul marina y de lana o cachemir. En algunos lugares aún es utilizada la capa en vez del abrigo.

 

El frac se viste en actos académicos, recepciones y cenas de gran gala; aunque está pensado para los actos más formales sólo debe de vestirse si en la invitación lo especifica, de no ser así es más seguro decantarse por un esmoquin.

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es la Secretaría Técnica de un evento?

Cualquier Evento, ya sea grande o pequeño, necesita una organización previa para conseguir que éste se realice de manera exitosa; ahí entra en juego el papel de la Secretaría Técnica.

Pero cuando hablamos de un evento grande, como puede ser un congreso, el trabajo comienza con mucha más antelación. Para facilitar el trabajo se crean diferentes grupos de trabajos dependiendo de las áreas a desarrollar, entre ellos destaca la Secretaria Técnica.

La Secretaria Técnica es el intermediario entre la institución organizadora y los asistentes al mismo.

Los miembros de la Secretaría Técnica tienen las siguientes funciones:

  • Hacer propuestas de la sede. Una vez elegida la sede reservarla y contratar los espacios más adecuados.

  • Elaborar bases de datos para el envío de las invitaciones, la información necesaria y las inscripciones.
  • Crear la imagen del evento.
  • Diseñar programas, invitaciones, acreditaciones, cartelería…
  • Hacer un control y seguimiento de inscripciones.

    

  • Buscar patrocinadores y colaboradores. 
  • Contratar y gestionar proveedores.
  • Coordinación de azafatas.
  • Coordinación de los desplazamientos el día del evento.
  • Gestionar la logística, los montajes y desmontajes
  • Crear y adecuar el protocolo a las autoridades que acuden al acto.
  • Gestionar el gabinete de prensa.
  • Creación y entrega de las acreditaciones, documentación y los certificados de asistencia.
  • Contactar a los ponentes del Congreso y organizarles su viaje para asistir al mismo, alojamiento y demás necesidades.
  • Recepcionar los Abstracts del Congreso y elaborar el Libro de Abstracts.
  • Crear un programa social paralelo que complemente al programa científico enriqueciéndolo con visitas culturales a la ciudad sede del congreso, actividades lúdicas que permitan conocer la cultura de la ciudad sede del congreso, cena de gala como broche final al Congreso, etc…

 

¿Imaginabas que la Secretaría Técnica tenía un trabajo tan complejo y que el éxito de un Congreso depende de su trabajo en gran medida?

 

Protocolo social: ¿ De qué hablar en la mesa?

Iniciar una conversación  con alguien a quien conocemos no suele resultar una tarea demasiado difícil. El problema puede surgir cuando tenemos que coincidir con personas que no conocemos y debemos entablar una conversación, pero, ¿sobre qué tema?

La conversación en una reunión social debe centrarse en temas más generales y de interés común para todos. Sin embargo, existen una serie de temas que no deberían sacarse en conversaciones.

protocolo-social

Se debe evitar entrar en polémicas, valoraciones o juicios de valor. Hay que tratar de tener un encuentro tranquilo, cordial y ameno.

i-248-cG.23551.1protocolo11-587x311

El tema de conversación debe involucrar a todos para que nadie se sienta desplazado o directamente se duerma.

Aquí os dejamos unos cuantos consejos e ideas a tener en cuenta y poder salir airosos de una mesa.

  • No hablar de ti mismo ni tus experiencias.
  • Crear feedback en la conversación. Pon interés y atención en lo que te están contando.
  • Temas tabú. Hay ciertos temas de conversación que no es apropiado abordar en una primera toma de contacto sin tener confianza con los interlocutores. Religión, dinero, política, fútbol, hay hinchas que no toleran que se hable de su equipo… tampoco es recomendable recurrir a los chistes. Los chistes de mal gusto pueden herir la sensibilidad del resto de invitados, y pueden generar tensión en el ambiente.
  • Ponte al día antes del evento. Centra tu conversación en la actualidad que es una fuente inagotable de ideas. Para mantener una conversación cómoda lo mejor es dirigir la charla a un tema neutro y de actualidad. Pero acuérdate, que no sea la política.

imagenes_BCN-brindis_ec8d896f

Las tendencias en los eventos para 2017

Trasladamos a nuestro blog las conclusiones que ha compartido AEVEA (Agencias de Eventos Españolas Asociadas) sobre nuestro sector tras participar en las sesiones de MPI sobre tendencias en Meetings&Events.

Tendencias eventos 17 foto AEVEA

– La seguridad es un factor clave para elegir el destino del evento.

– Aumento de la partida presupuestaria en Seguridad.

– Organizadores de eventos con más conocimientos tecnológicos y mayores habilidades de negociación.

– Creación de eventos que generen experiencias y creen sensaciones.

– Apostar por la sostenibilidad de los eventos.

– Crear eventos a través de la estrategia de marca para la consecución de unos objetivos.

– Análisis post-evento

– Atraer como “cliente” de los eventos a las nuevas generaciones adaptando para ellos los canales y formatos desde el punto de vista organizativo.

bombillas para blog tendencias eventos 2017
Fotos: internet, AEVEA

 

¿También en España “daremos las gracias”? Thanksgiving…¿se celebra en España?

¿La fiesta más popular del país norteamericano se debe popularizar en el resto del Mundo?

thanksgiving-clip-art

Thanksgiving o Día de Acción de Gracias, aunque es una celebración predominantemente norteamericana (Estados Unidos y Canadá) se está extendiendo a diferentes países y en España también se celebra.

 

Obviamente, la primera razón por la que se lleva esta celebración en nuestro país es porque  hay muchos estadounidenses viviendo en España que celebran su Fiesta Nacional y cada vez más restaurantes y catering ven una opción de negocio en este sentido pero también otros, que sin raíces estadounidenses, empiezan a festejar este día.

 

¿Y si te invitarán a celebrar Thanksgiving en España? Sí, en España.

 

Un grupo de jóvenes españoles celebra el Día de Acción de Gracias.[1] Para ellos es una excusa para reunirse después de acudir a su parroquia cada domingo. Organizan una comida con la idea de pasar juntos un rato agradable  para celebrar y practicar la gratitud hacia el prójimo. Señalan que no es solo una fiesta con carácter religioso sino que también acuden amigos que no son creyentes.

thanksgiving-food-by-countrylivingthanksgiving-centerpieces-by-countryliving

Fuente fotos:  countryliving

 

“Según la versión oficial”, lo entrecomillamos porque claramente ya había habido asentamientos y relación entre los colonos e indígenas hasta 200 años antes, en el año 1620, llegaron a Plymouth (Massachusetts) colonos con el fin de establecerse en un nuevo territorio. A su llegada, un líder indígena de la zona  ayudó a los peregrinos a cosechar la tierra y a sobrevivir a las inclemencias. Y En 1863 el Gobierno estadounidense declaró oficialmente el último jueves de noviembre día festivo por Acción de Gracias.

 

¿Os parece bien que al igual que Halloween o el Black Friday se exporten este tipo de celebraciones? ¿y qué cada uno pueda celebrar diferentes fiestas de diferentes culturas?

 

 

[1] Buscando información al respecto, encontramos un reportaje del periódico digital Protestante Digital

Una Wedding Planner sin WP el día de su boda

Empecemos por el principio, una Wedding Planner es alguien que asesora, diseña y organiza una boda. Su trabajo es hacer realidad los sueños de los novios consiguiendo que ese día sea exactamente Su Día, Su boda como un traje a medida, personalizada desde cero, lo que requiere mucha dedicación y esfuerzo.things-never-to-do

Una Wedding Planner está presente el día de la boda  para lograr que se cumpla  lo planeado durante meses con los novios, que se adelanta a los acontecimientos e imprevistos que pueden surgir.

Sabiendo todo esto y siendo la organización de bodas mi profesión me pregunto:¿es capaz de confiar una WP en otra WP para la organización y coordinación de su propia boda? Al menos la coordinación en ese día… Y eso que conoce compañeras muy profesionales de las que aprende en cada trabajo que comparte… ¿Somos capaces de delegar? Es exactamente lo que les pedimos a nuestros novios…

balneario-natalia-011

Pues no lo hice…Si es mi trabajo, es absurdo. ¿Qué puede salir mal?, todo estará bajo control, y quizás por partida doble, triple…..no puede haber ocasión para los fallos. Así de ingenua era cuando decidí que mi boda la podía organizar WP en la que más confío: yo.

La seguridad en el trabajo de producción y la claridad de ideas de los meses previos no auguraban los contratiempos que me esperaban el Día “B”.

Me vestía de novia en el hotel en el que se iba a celebrar el banquete y la fiesta posterior. Ese mismo día, era dos personas en una: la Novia que quería disfrutar de ser novia, y la WP concienzuda, minuciosa y perfeccionista que no deja nada al azar en la organización. Antes, incluso, de ponerme mi vestido de novia hice la última “inspección” para ver que todo estaba saliendo según lo planeado. Ya tranquila, disfruté de ese momento especial.

boda-nn-mercedes-blanco-949boda-nn-mercedes-blanco-951

Así que salí del hotel vestida de novia del brazo de mi padrino con sensación de ligereza y de que todo estaba en orden ya que lo había comprobado todo, todo y todo. Al menos eso creía.

En la puerta del hotel debería estar aparcado un flamante coche clásico blanco que me había prestado un amigo y ¡oh, Dios Mío!, me encuentro un  viejo coche de un invitado, sin el brillo de un coche de novia, sin flores, sin engalanar al fin y al cabo  ¿Dónde está la cámara oculta? Saben que soy una paranoica del control y me han gastado una broma pesada? El generoso invitado que me presta el coche me informa que el mío se había estropeado. Ok, ¡Qué no cunda el pánico!. No importa. Seguimos. ¡Vamos allá!

silver-cloud3-1

El drama se estaba cociendo….Cuando estábamos a punto de llegar a la Iglesia me doy cuenta de ¡ME FALTA EL RAMO! y ¿mi ramo? ¿Cómo no me di cuenta en el hotel? De ahí la sensación de ligereza…¡Le había pedido a la floristería que me lo llevaran al hotel! Y ¡no estaba en la habitación!, por supuesto, sin el ramo NO ME PODÍA CASAR me va a traer mala suerte, ¡!No sin mi ramo!!, y, así que obligué al conductor a dar media vuelta justo al lado de la iglesia ,convirtiéndome en una novia a la fuga en busca del ramo perdido.

Después de mucho buscar por fin apareció. ¿Qué había pasado? La floristería había cumplido y efectivamente lo había llevado al hotel;  todo el personal, en su afán de conservarlo perfecto decidió llevarlo a las neveras del restaurante y meterlo en frío, pero en el cambio de turno, ni los  botones ni nadie  se acordó de que había que  llevarlo a la habitación.

ramos-de-novia-en-tonos-blancos-5-668xxx80

¿Y el padrino? Pues tampoco se dio cuenta. ¿Y la familia de la novia? ¿Y las amigas? Nadie se dio cuenta. ¿Por qué? Porque “como tú eres una Wedding Planner estás al tanto de todo y cualquiera te dice nada” “suponemos que lo tienes todo controlado” No te has relajado en ningún momento” “Tu eres la que sabes” (:::)

Pero en ese momento ya no era una WP, Era una NOVIA con los nervios de una novia. Que necesitaba que alguien estuviera pendiente de mi.

Resultado: ¡Llegué media hora tarde a mi propia boda! Pobrecito, santo varón de mi novio asustado pensando que no iba a aparecer…

El colmo de los colmos fue no respetar el protocolo de la ceremonia y me ubiqué de manera incorrecta al entrar del brazo del padrino, a la salida de la ceremonia y… en las fotos…. ¡Cada vez que las veo! Cómo me hubiera gustado que alguien me hubiera recordado qué tenía que hacer. Eso sí, el resto de invitados, padrinos y niños de arras estaban correctamente: Los días anteriores había sacado mi látigo y habíamos ensayado hasta saciedad!

Ahora son meras anécdotas con las que tranquilizo y divierto a mis novias y trato de explicar que no se puede delegar tareas importantes a personas que son parte implicada en la boda, como familiares y amigos; en esos momentos los nervios están en el ambiente, a flor de piel y se contagian con un virus. Es ese momento cuando florece la Wedding Planner, cuando se aprecia su trabajo cuando esa mano amiga se convierte en tu apoyo, en tu amiga.

Así es nuestra profesión.

Conclusión: Debes contratar una WP aunque seas WP.

 

PROTOCOLO EN LAS BODAS: EL MANTENIMIENTO DE LAS COSTUMBRES

La costumbre más popular y que casi todas las novias cumplen, dicen que se remonta a la Edad Media. Esa creencia es la de usar Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul“:

  • Algo viejo: usar algo viejo simboliza la conexión de la novia con su pasado y representa la continuidad de su matrimonio. Suele ser alguna joya de gran valor familiar.
  • Algo prestado: Según dice la tradición, usar algo prestado podía atraer la felicidad de quien te dejara el enser y fuera feliz. Lo prestado simbolizaba la amistad, el obtener la felicidad por préstamo. Se suele prestar una joya o tradicionalmente un pañuelo.
  • Algo nuevo: Llevar ese día algo nuevo supone buscar o llevar la esperanza de un futuro excelente e inmejorable.boda-nn-mercedes-blanco-95110387305_10101013122735910_909425081584966711_n
  • Algo azul: En la antigüedad, ese color representaba la fidelidad de los contrayentes. Ese objeto azul suele ser la liga en la pierna de la novia.

tejo

Otra tradición que aún se mantiene es la de tirar el arroz. El tirar el arroz u otros (en la actualidad suelen ser pétalos o confeti) después de la ceremonia representaba la  futura descendencia.